24.7 C
Buenos Aires
martes 6 diciembre, 2022
spot_img

Exigimos el cuidado de las comunidades educativas

Con las políticas de apertura de las puertas de las escuelas, quedó relegado el acto pedagógico y la posibilidad de sostener propuestas significativas frente a los continuos aislamientos. La presencialidad descuidada se desentendió de dotar de dispositivos y conectividad para poder generar escenarios alternativos en momentos que exigen repensar las decisiones. En el contexto de la presencialidad, poco referían los medios a lo que dentro de las aulas sucedía y pese a los enormes esfuerzos de docentes y conducciones, hoy el frío es insostenible.

Meses después del inicio del ciclo lectivo, mientras la pandemia nos sigue acechando, los protocolos exigen ventanas y puertas abiertas convirtiendo las aulas en espacios insalubres, insalubres para permanecer, para concentrarse, para poder brindar clases.

Las escuelas abren sus puertas diariamente con grandes incertidumbres, nadie asegura qué clase podrá llevarse a cabo, nadie puede brindar certezas en una dinámica de constante aislamiento. Una vez dentro el frío y la quietud derivada de los protocolos que minimizan la circulación no permiten asegurar las condiciones básicas y salubres para el dictado de las clases.

Sostener las clases a costa de niñas/os y docentes expuestas/os a este frío sin el esquema de vacunación completo, con la posibilidad constante de enfermar, es una decisión del GCBA que no logra entender que cuidar la salud de las comunidades es la condición básica para priorizar la educación. Una vez más exigimos mesa de condiciones laborales y el pase a la virtualidad como modalidad en un contexto que expone continuamente a las comunidades.

Articulos relacionados

Sigamos conectados

4,154FansMe gusta
17,346SeguidoresSeguir
99SeguidoresSeguir
spot_img
spot_img
spot_img

Últimas noticias