Gracias

Se cierra un año, y con él, el enorme esfuerzo que implicó transitarlo. Un año donde cada una/o de nosotras/os fue desafiado a romper estructuras personales, dinámicas familiares, proteger de una manera particular a quienes nos rodeaban. Y además, la docencia fue llamada a enfrentar un desafío casi impensado, habitar la educación lejos del espacio del encuentro, de la conversación, de las miradas, de los abrazos. Lejos de lo conocido, de nuestra escuela, nuestra aula, nuestro pizarrón. Se derribaban todas las pedagogías de la “presencia”, para tener que resignificar nuestras prácticas . Decimos “presencia” entre comillas porque no dudamos que, la Educación pública se mantuvo de pie gracias a la enorme presencia docente, sus recursos y su compromiso.
Porque en cada hogar docente donde había una luz de pantalla encendida, había una escuela, donde el/la niño/a no era un número, era una realidad en su presencia virtual, o en su ausencia por falta de conectividad. Y allí en las sombras de quienes eligen ignorar lo esencial, cada maestro/a y profesor/a desafió la pandemia y la ausencia del Estado, imprimiendo las actividades para quienes no podían acceder, en la planificación individualizada que respetaba tiempos y recursos personales, en poner a disposición todos los canales de comunicación que la realidad permitiera.
Porque fueron esas/os docentes, quienes una vez más frente a un Ministerio que no dejó de atacar y desprestigiar la docencia, salió al frente de batalla brindándole un escenario a cada niño/a, a cada realidad de su comunidad educativa, a cada ser que esperaba su presencia.
Y así fue como enfrentaron la pandemia, y reflexionamos, que a veces, no todo lo esencial es invisible a los ojos, aunque no dudamos que hay quienes no quieren ver.
Desde CAMYP reconocemos, valoramos y reivindicamos la lucha de cada docente por mantener en pie el ciclo lectivo y defender la Educación lejos de los discursos y la propaganda, con hechos, con acciones y con un compromiso inconmensurable. Les deseamos que tengan unas felices vacaciones en el que podamos recuperar las energías para seguir defendiendo la Educación, como el único camino de justicia curricular y transformación social.

Mirá nuestros últimos posteos en INSTAGRAM